*Y cuando el miedo lo haya oscurecido todo...mi Guerrero de la Luz encenderá las Estrellas*

viernes, 21 de enero de 2011

Autismo el Llamado de una Madre ....

Madre habla sobre el trastorno que sufre su hijo
NUEVO LAREDO.-Mi nombre es Jessica, tengo 25 años, y soy madre soltera. El motivo de mi carta es un llamado de concienciación a nuestros gobernantes, autoridades educativas y a la sociedad en general.
¿Acerca de qué?, se preguntarán. Pues es acerca de mi hijo, su nombre es Yussef Sebastian, y tiene 7 años; padece el Síndrome de Asperger.
Es un síndrome demasiado común, pero aún se desconoce muchísimo de éste; es un trastorno neurobiológico dentro del espectro autista, en sus niveles más bajos; se descubrió en los años 40 y es hasta los 90 que se empezó a hablar de él.
Las principales características de los niños o personas con este síndrome son: la incapacidad para socializar, en realidad no comprenden la normas sociales y aun más allá de quererse integrar en la sociedad, les es muy complicado; padecen torpeza motriz; lenguaje retardado; usan un tono de voz muy alto y como robotizado; en palabras más simples, viven como en su mundo de fantasía; son muy obsesivos con temas que les interesan; se frustran rápidamente y explotan, son muy nobles e inocentes; usan lenguaje elevado aunque en realidad la mayor de las veces desconocen el significado; se les ha catalogado por la mayoría como niños chiflados , lo cual lo ha hecho fácil de confundirse.
De este síndrome padecieron personalidades famosas como Albert Einstein, Isaac Newton, Bill Gates y muchas personalidades más.
En fin, proseguiré con la intención principal de mi llamado. Estoy profundamente indignada por el trato que reciben estas personas que en realidad valen igual que todos nosotros y tienen los mismos derechos, inclusive rechazados y juzgados dentro de sus familias, maestros y personas en general.
Entiendo que a veces ha sido la ignorancia la que nos lleva a cometer este tipo de actos, y es por eso que hago un llamado a la sociedad para hacer conciencia hacia este tipo de personas.
Mi hijo, gracias a Dios, ha sido diagnosticado este año. Dentro de la lucha que vivo todos los días, hasta cierto punto he descansado al saber qué es lo que tiene mi hijo, y que todo lo que hace tiene una explicación.
Mi deber es ayudarlo a encontrar la mejor manera de progresar y hacerlo sentir que es un niño como cualquiera que tiene derecho a ser feliz y en vez de esconderlo, lo presumo y estoy orgullosa de él, y sé que Dios me lo prestó porque tenemos una misión especial qué cumplir en este mundo.
Padres de familia: no descansen para ayudar a sus hijos, no los limiten, que no les dé vergüenza; la gente los tiene que respetar si primero luchan por el respeto hacia sus hijos y ustedes mismos.
Sin quererme extender mucho agradezco por este medio a la maestra de Yussef, porque ha hecho un gran cambio en mi hijo (él cursa segundo grado en la escuela primaria Cuauhtémoc).
Ojalá hubiera miles de maestros comprometidos.
También mi reconocimiento a la directora y a los maestros de apoyo.
A los scout, quienes sin estar preparados para este tipo de casos lo han apoyado, y a su maestro de tae-kwan-do que ha sido paciente y lo ha respetado; gracias a la redacción de el periódico El Mañana.
Sin afán de despertar lástima, espero que haya cambios positivos. No olviden que estas personitas pueden ser sus hijos, hermanos, o familiares.
Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario