*Y cuando el miedo lo haya oscurecido todo...mi Guerrero de la Luz encenderá las Estrellas*

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Autismo. Los ojos de mi hijo.

Los ojos de mi hijo, son como un cielo. Aveces como el azul expresan
Serenidad.  A veces como el gris sé que su interior revuelto está.
Ha sido muy difícil poderlos interpretar... lágrimas tristezas y angustias aún tenemos que superar.
Los ojos de mi hijo fueron lo único que en un momento tuve para aprender con él  a comunicarme, lo único que me unía y el único lazo que teníamos físicamente, porque de corazón nacimos unidos como todos los hijos con sus madres pero de una manera distinta en el autismo.
Hoy el ya habla y se comunica pero aún con sus ojos me dice cosas qué no quiere que los demás sepan, aún me mira y asi me dice lo que le sucede y lo que necesita, no sé cómo describirlo pero los ojos de mi hijo me han enseñado a ver más allá de lo que yo podía entender.
Hay días tristes aún...pero también hay días de mucha felicidad. Los logros de mi hijo me ayudaron tanto a darme cuenta de todo lo que puede alcanzar. 
Los ojos de mi hijo me ayudaron a sacar tantas lágrimas sin decir nada. Los ojos de mi hijo aún son algo divino que me ayuda a superar tantas cosas en las etapas que han pasado y las que tendremos que pasar.
JezLuna*